Ropa de Snowboard

Ropa de snowboard para mujer, hombre, niños y los complementos necesarios para practicar Snowboard con Decathlon. Envío GRATIS a tienda.

Skip categories Skip categories
Skip filters
Filtros
¡ÚLTIMAS UNIDADES!
6,99 € −42%
3,99 €
*Hasta fin de existencias
¡ÚLTIMAS UNIDADES!
7,99 € −37%
4,99 €
*Hasta fin de existencias
¡ÚLTIMAS UNIDADES!
7,99 € −25%
5,99 €
*Hasta fin de existencias
¡ÚLTIMAS UNIDADES!
7,99 € −25%
5,99 €
*Hasta fin de existencias
¡ÚLTIMAS UNIDADES!
9,99 € −20%
7,99 €
*Hasta fin de existencias
¡ÚLTIMAS UNIDADES!
29,99 € −73%
7,99 €
*Hasta fin de existencias
4.6/5 Basado en 38979 Opiniones recopiladas online y en tiendas
¿Es un regalo? Ofrezca la opción Ofrece una tarjeta de regalo

¿QUE ROPA DE SNOWBOARD DEBES ELEGIR?

¿Vas a unas vacaciones de nieve pero no sabes cómo vestirte correctamente para hacer snowboard?. No tiene sentido vestirse con múltiples capas de ropa una encima de la otra. Para protegerse del frío, el sistema de 3 capas es suficiente. Esta combinación de capas permite que fluya el aire, manteniendo tu cuerpo caliente sin obstaculizar sus movimientos. El propósito de la primera capa es eliminar la transpiración de su cuerpo. Esta es la ropa interior térmica que se usa directamente en la piel. La segunda capa es una capa intermedia diseñada para mantener el aire caliente y seco. Esta puede ser una sudadera de snowboard de mujer como nuestra SNB Hoodie de mujer o de hombre , una chaqueta de revestimiento o forro polar. Finalmente, el trabajo de la tercera capa es aislarlo y protegerlo de las condiciones climáticas. Debe ser a prueba de viento, impermeable y transpirable. Para esta tercera capa, puede elegir una chaqueta de snowboard. Para las piernas, opta por un par de pantalones de snowboard con refuerzos en las rodillas y nalgas. Para completar el equipo de snowboard, debes proteger tu cabeza, pies y manos Esto a menudo se pasa por alto y, sin embargo, es esencial: cuando hace frío es importante proteger las extremidades. Debes usar guantes con un forro cálido para proteger tus manos del frío. Hay guantes hechos específicamente para esquí y snowboard, así como guantes especiales para rutas de esquí y esquí de fondo. Ya se trate de los modelos estándar de 5 dedos, los guantes de la langosta, los guantes de 3 dedos o incluso los guantes de esquí, encontrarás el par de guantes que necesitas. Para la cabeza, recomendamos usar un casco de esquí o snowboard en las pistas de esquí que tendrán el doble propósito de proteger su cabeza en caso de caída o colisión y mantener la cabeza caliente. Para descansos, o para esquí o recorridos de esquí de fondo, puedes usar un casco de esquí o una cinta para proteger tu cabeza del frío y el viento. Finalmente, para tus pies, elige calcetines de snowboard que estén específicamente hechos para esquiar con refuerzos en las extremidades.

UNA AMPLIA SELECCIÓN DE ROPA, PARA VESTIR DE PIÉS A CABEZA.

Hemos seleccionado una amplia gama de ropa para ti este invierno: desde la ropa de snowboard masculina, la ropa de snowboard de mujer y la ropa de snowboard para niños, todo lo puedes encontrar en Decathlon.es.

¿CONOCES LA FUNCIÓN DE LAS TRES CAPAS?

En los deportes de invierno y de montaña, las tres capas trabajan al unísono para mantenerte con buena temperatura y seco. A continuación te explicamos la tarea de cada una de ellas:

1ºCapa: Su función principal es evacuar el vapor de agua que emitimos durante la práctica deportiva y que este no se convierta en agua adherida a la piel y tampoco en la ropa, lo cual nos produciría un descenso de la temperatura corporal. Según la intensidad, elegiremos un modelo u otro en relación a la transpiración. No es necesario llevar una camiseta térmica excesivamente transpirable si no vamos a sudar cuando la tengamos puesta. En la categoría de camisetas térmicas profundizaremos más acerca de esto.

2ºCapa: Esta capa será la encargada de retener la mayoría del calor corporal que desprenda nuestro cuerpo, y se ajustará en relación a la temperatura e intensidad de práctica.

3ºCapa: La misión de esta capa es protegerte del viento, la lluvia, la nieve… y de que la humedad producida por el posible contacto con la nieve en una caída no penetre en tu cuerpo.