Ruedas Y Llantas Tubeless

Descubre toda la gama de ruedas y llantas tubeless disponibles en nuestro catálogo. Envios GRATIS a tienda.| Encuentra tmabién Líquido Tubeless y Fondo Llantas Tubeless en Decathlon.es

Skip filters
Filtros
Filtrar por precio
3.9/5 Basado en 111 Opiniones recopiladas online y en tiendas
¿Es un regalo? Ofrezca la opción Ofrece una tarjeta de regalo

COMPRAR RUEDAS Y LLANTAS TUBELESS

¿Qué son las ruedas tubeless?
El mundo de la bicicleta ya no es lo que era hace 20 años atrás donde las bicicletas eran muy pesadas por su cantidad de acero y de piezas pesadas que contenían. Hoy se busca quitar el mayor peso posible a la bicicleta y así poder ir más rápido en nuestra rutas.
Desde hace unos años podemos escuchar que muchas bicicletas no contienen cámaras en sus ruedas y muchas personas aún no se lo creen. Las ruedas tubeless son ruedas de bicicleta que no necesitan cámaras de aire gracias a unos componentes especiales que explicaremos más adelante.

¿Quieres saber más sobre el tubeless?

¿Cuando se usan las ruedas Tubeless en la bicicleta?
Las ruedas tubeless suelen usarse mayormente en bicicletas de MTB y bicicletas de carretera y normalmente para ciclistas que usan la bicicleta muy a menudo en rutas largas.

¿Con las ruedas tubeless no se pincha?
Pueden pinchar igual que una cámara de aire pero gracias al líquido interior de pegamento el pinchazo es reparado en el momento y podemos seguir con la ruta. Algunas veces el pinchazo es más grande de lo normal y no es reparado con el líquido, entonces entra en acción una mechas de caucho, son muy parecidas a las que se usan en los neumáticos de automóviles.

¿Qué ganamos con tubelizar nuestras ruedas?
La mayor ventaja cuando decidimos tubelizar las ruedas de la bicicleta es por dos cosas, reducimos el peso del conjunto y la comodidad de pinchar y ser reparado sin darnos cuenta.

¿Qué hace falta para convertir una rueda en tubeless?
Para tubelizar las ruedas de una bicicleta hacen falta 5 componentes imprescindibles.
En primer lugar, necesitamos saber si la llanta o rueda de la bicicleta es compatible para tubelizar. ¿Cómo lo sabemos? Tenemos que fijarnos si la llanta tiene alguna junta de unión, en caso que tenga una junta de unión no sería compatible para tubelizar, de lo contrario si sería compatible.
Cuando tengamos la llanta compatible tenemos que poner un fondo de llanta especial para tubeless, esos fondo son distintos a los convencionales ya que son de una cinta de plástico pegado en el interior de la llanta.
Para terminar de tener nuestra llanta perfectamente montada tenemos que poner una válvula especial para tubeless, son válvulas muy parecidas a las normales pero la diferencia entre ellas la forma de encapsular el aire, en las convencionales necesita la cámara interior para retener el aire y en las tubeless la misma cubierta sirve para retener el aire.
El penúltimo imprescindible es la Cubierta o Neumático, debemos de saber que no todos los neumáticos son compatibles para tubelizar y por ello debemos de fijarnos en dos cosas. Las cubiertas tubeless son aquellas que no contienen aro interno y vienen en un paquete enrolladas, de lo contrario las cubiertas no compatibles son aquellas que vienen como las de toda la vida y traen un aro interior para que el neumático sea rígido.
Por último necesitamos un líquido tubeless, existen millones de marcas en el mercado pero todos van a realizar la función de actuar cuando nuestra cubierta presente una fuga de aire.

¿Cómo tubelizar la rueda de una MTB o bicicleta de carretera?
Una vez garantizado los materiales fundamentales citados anteriormente, procedemos a tubelizar una rueda de bicicleta de montaña o carretera, para esta última también existen tubulares más rápidos de poner que explicaremos más adelante.
Cuando tengamos montado el fondo de llantas y la válvula en la llanta comenzaremos a colocar la cubierta dentro de la rueda, tenemos que ir cerrando por todos los laterales dejando un pequeño hueco para poder proceder a verter el líquido dentro de ella, las cantidades añadir de líquido dependerá de las pulgadas de nuestra rueda y del fabricante.
Una vez añadido el líquido cerramos totalmente la cubierta y tendremos que proceder al inflado de la rueda con un compresor, bombona de CO2 y si no tenemos nada de las dos herramienta anteriores deberíamos de inflar con una bomba de pie sin parar. Este último paso como no se realice correctamente perderemos el líquido por los laterales del neumático al no atalonar por todos los lados por igual, si sucediera eso tendríamos que volver a repetir el proceso de añadir el líquido y el inflado.
Como hemos comentado anteriormente, para las bicicletas de carretera también existe la posibilidad de comprar tubulares preparados para poner en la llanta, esos tubulares solamente se tendrían que aplicar con pegamento en la llanta de carretera compatible para tubulares y pegarlo. Recomendable dejar unas 24 horas para que el pegamento realice su función correctamente.

¿Cuánto dura el líquido? ¿Se tiene que cambiar?
Son muchas las personas que se preguntan cuánto dura el líquido o si se debe cambiar aunque la rueda siga con aire.
Como tal no tiene fecha de caducidad el líquido en el neumático pero sí que es recomendable cambiarlo de vez en cuando. El tiempo de duración lo va a marcar el tiempo climatológico ya que si vivimos en una zona fría o húmeda deberíamos de cambiar el líquido cada 6 o 9 meses, en cambio si vivimos en una zona con temperaturas altas deberíamos de cambiarlo cada 3 o 5 meses. Cada fabricante tiene sus plazos recomendados en las instrucciones.
Para cambiarlos debemos destalonar la rueda, limpiar el líquido seco que tendremos dentro del neumático y volver a proceder a verter el líquido y al inflado.

¿Si pincho y pierdo mucho líquido que debo de hacer?
Muchas veces cuando tenemos un pinchazo bastante grande en el neumático podemos perder más líquido de la cuenta, si nos sucede eso deberíamos de quitar el obús de la válvula y con una jeringuilla añadir un poco de líquido.