Drizas y Escotas Náuticas

Descubre nuestra Oferta de Drizas y Escotas Náuticas para navegar en barco o vela | Envío Gratis a tienda

a11y.skip-filters
Filtros
Filtrar por precio
Escota Cabo Náutico Embarcación Azul/Blanco 8 mm x 15 m
24,99 €
Cabo Náutico Escota Embarcación Gris/Verde Fluo 10 mm x 20 m
39,99 €
Driza Embarcación Burdeos/Blanco 6 mm x 20 m
19,99 €
2 modelos disponibles
TRIBORD

Driza Embarcación Burdeos/Blanco 6 mm x 20 m

Disponible online
Driza Embarcación Azul/Blanco/Naranja 5 mm x 10 m
9,99 €
2 modelos disponibles
TRIBORD

Driza Embarcación Azul/Blanco/Naranja 5 mm x 10 m

Disponible online
Cabo Náutico Driza Embarcación Verde/Azul/Amarillo 8 mm x 25 m
34,99 €
¿Es un regalo? Ofrezca la opción Ofrece una tarjeta de regalo

ELIGE CORRECTAMENTE LAS DRIZAS Y ESCOTAS DE TU BARCO

Las drizas y las escotas son cabos de la jarcia de labor extremadamente importantes. Si una embarcación fuera un cuerpo, las velas serían sus músculos y las drizas y escotas sus tendones. Es muy importante elegir correctamente estos cabos y tenerlos bien dimensionados para la eslora de nuestra embarcación.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN LAS DRIZAS Y LAS ESCOTAS DE OTROS CABOS?

A diferencia de otros cabos, las drizas y escotas constituyen lo que conocemos como jarcia de labor, es decir nos permiten gobernar las velas. Por lo tanto las vamos a manejar a mano muy a menudo, cobrar, amoyar, largar… serán nuestras acciones. El material del que están fabricadas cambia respecto de otros cabos y se componen de poliéster trenzado de diversas maneras y enfundado. Trabajan bien mojadas pero las escotas y drizas no están diseñadas para permanecer sumergidas como las líneas de fondeo, por ello es importante usarlas para el cometido para el cual están diseñadas.

CARACTERÍSTICAS DE LAS DRIZAS

Las drizas son los cabos de la jarcia de labor que permiten izar y arriar velas. Hacen las funciones de grúa. Sujetan las velas por el llamado puño de driza (refuerzo en la parte superior de la vela por donde anudamos o hacemos firme con un grillete una vela), se Izan mediante la driza que puede estar reenviada por dentro del mástil y por ejemplo sube la vela por el carril como el la vela mayor, por el estay como en el génova o foque. Pero también puede ir por las bandas como las drizas del spi (además de la driza de su tangón). También el Genaker, y Código 0 tienen sus drizas. El amantillo es también un tipo de driza, en algunos barcos es un cabo extra y en otros el amantillo de la botavara luego hace las veces de driza de la mayor.
Además también hacen las veces de grúa para poder subir con un arnés al palo para hacer reparaciones o izar y largar embarcaciones auxiliares que llevemos a bordo. Las drizas tienen gran resistencia, un núcleo trenzado muy fuerte con una camisa o funda también resistente al salitre, a los rayos ultravioleta y a la mordida de los stoppers o pianos, ya que se pasarán muchas horas trabajando mordidas. Tienen elasticidad pero menos que otros cabos, entorno un 5%. El tamaño adecuado de una driza tendrá que ser al menos 2,5 veces la longitud del palo para cuando no la estemos usando esté firme con un grillete en la base del palo y quede cabo para llegar al tope, descender por el interior y llegar a la bañera al piano. El calibre de la driza dependerá del tamaño de la embarcación.

CARACTERÍSTICAS DE LAS ESCOTAS

Las escotas por su parte se tratan de aquellos cabos de maniobra que nos permiten gobernar las velas. Cada vela puede tener una o varias escotas, o tener una “contra” o incluso intercambiarse. Técnicamente también se confeccionan en poliéster y tienen gran resistencia. Su diferencia es que tienen mayor coeficiente de elasticidad para amortiguar mejor los envites del viento y maniobrar mejor. Además tienen una camisa de cabo o funda, más suave ya que normalmente van a ser traccionadas a mano, o a mano con ayuda de un winche (igualmente recomendamos el uso de guantes). Son también resistentes a los stoppers en el piano pero trabajarán a menos tensión que las drizas. Cada vela tendrá sus propias escotas con longitudes adecuadas. Se amarran mediante nudos o grilletes en los puños de escota (reforzados para tal fin).
La escota de la mayor será la más larga, ya que es la vela con más potencia necesita de varios reenvíos de poleas para poder gobernarse correctamente. Los reenvíos pueden ser más o menos complejos dependiendo del tamaño del velero incluso pueden tener escotas combinadas (con escotín) con más o menos desmultiplicaciones. En barcos de regata se puede llegar a usar un tamaño de escota de mayor varias veces superior a la propia eslora del barco. A esta escota además hay que añadirle los cabos del carro de la misma.
En el foque y genova tendremos dos escotas, trabajará la que está a sotavento, mientras la de barlovento estará amollada sin tracción hasta virar a la siguiente banda.
En el Spi, normalmente la vela más compleja, tenemos mucho cabo que tener en cuenta. Además de las drizas del spi y su tangón (más su contra) tenemos la escota y la braza (contra del spi). Serán cabos iguales cuando esté firme el spi, el cabo a barlovento situado justo después del tangón actuará de braza y el situado a sotavento será la escota. Cuando hagamos la trasluchada la braza será escota y la escota braza.

¿TODAVÍA TE FALTAN CABOS PARA LA JARCIA DE LABOR? EN DECATHLON LOS ENCONTRARÁS

Hemos resumido mucho, detallando las velas más habituales pero existen multitud de cabos importantes en una embarcación. máxime si se trata de una de regatas. Tenemos los barber para el spi que ayudan a trimarlo, tenemos burdas que permiten trimar y fortalecer el mástil. En algunas embarcaciones de vela ligera los obenques son textiles, no cables. Tenemos los cabos para hacer rizos en la mayor, el pajarín para tensar el pujamen, el cunningham en el puño de amura, etc.