Kits de Reparación de Pinchazos para Bicicleta

Oferta de kits, parches y desmontables para reparar pinchazos de bicicleta | Envío y Devoluciones GRATIS a Tienda

a11y.skip-filters
Filtros
Filtrar por marca
Filtrar por precio
Vendedores
fondo llanta 700
fondo llanta 700
1,50 €
OLYMPIQUE fondo llanta 700 (2)
Entrega en 48 horas
Desmontables Muc-off
Desmontables Muc-off
5,99 €
3 modelos disponibles
MUC-OFF Desmontables Muc-off
4.4/5 Basado en 4444 Opiniones recopiladas online y en tiendas
¿Es un regalo? Ofrezca la opción Ofrece una tarjeta de regalo

Kit de reparación de pinchazos para bicicleta

El kit de reparación de pinchazos de bicicleta es un complemento indispensable para cualquier ciclista. Son súper prácticos para salir del apuro ya que te permite llevar un auténtico salvavidas en una pequeña cajita. Los parches siempre nos pueden salvar de un pequeño pinchazo sin tener que cambiar la cámara al completo. En rutas largas, en las que probablemente no llevamos más de 1 o 2 cámaras, lo ideal es intentar primero la reparación con el parche (si es posible). Esto nos permitirá tener más repuestos en la recámara por si sufrimos un segundo pinchazo. Además del kit, es súper recomendable llevar unos desmontables para levantar las cubiertas con comodidad y una bomba de mano o un inflador de CO2 para inflar nuestra rueda una vez reparada.

¿Cómo reparar un pinchazo de bicicleta con un parche?

Es muy sencillo, lo primero es extraer la cámara de la rueda haciendo uso de los desmontadores. Con la cámara fuera, la hinchamos para localizar el lugar del pinchazo. Una vez localizado lijamos la zona para aumentar la rugosidad y que adhiera bien el pegamento. Vertemos una capa de pegamento alrededor del pinchazo de dimensiones similares a las del parche que vamos a usar y dejamos secar un minuto aproximado. Muy importante, esperamos un minuto hasta que el pegamento pierda su brillo y colocaremos el parche sin tener contacto con la cola ni la parte adherente del parche. Finalmente, pegamos el parche sin dejar de hacer presión durante uno o dos minutos y retiraremos la parte transparente del parche. Algo que es muy importante antes de montar tu cubierta de nuevo es asegurarnos que está limpia por dentro, sin ninguna punta o alguna suciedad que pueda provocar de nuevo un pinchazo. Para comprobar que la rueda está perfecta, la inflamos para asegurar nuestra reparación. Entonces ya podemos montarla en su lugar ayudándonos de nuevo con los desmontables y ¡ya está lista para ser hinchada a la presión adecuada! Cuando insertemos la cámara en el interior del neumático debemos de hacerlo con un poco de presión, la justa para que la cámara tenga forma de “rosco” y evitar que le demos un pellizco con el desmontable.