Cámaras Antipinchazos para Bicicleta

Oferta de Cámaras Antipinchazos, autorreparables, y todas las medidas para Bicicletas | Envío y Devoluciones GRATIS a Tienda

a11y.skip-filters
Filtros
Filtrar por TAMAÑO DE LA RUEDA
Filtrar por tipo de producto
Filtrar por TIPO DE VÁLVULA
Filtrar por marca
Filtrar por precio
Vendedores
4.3/5 Basado en 9676 Opiniones recopiladas online y en tiendas
¿Es un regalo? Ofrezca la opción Ofrece una tarjeta de regalo

¿Qué es una cámara antipinchazos y cómo funciona?

Una cámara antipinchazos es una cámara de bicicleta, en cuyo interior tiene una cantidad de líquido diseñado para evitar los pinchazos. La cámara se fabrica en el mismo material que una cámara convencional, es decir, en caucho, y las podemos encontrar tanto en versión de válvula gruesa (Schrader) o fina (Presta). El fín de este tipo de cámaras es el de ahorrarnos tener que cambiarla tras sufrir un pinchazo, y poder seguir con nuestra ruta sin mayores problemas.
La cámara antipinchazos uno de los mejores métodos de prevención de pinchazos por su relación calidad precio, ya que es económico, comparado con otros sistemas como el Tubeles. Si bien es cierto que el sistema tubeless tiene otra serie de ventajas, si eres un ciclista que usa cámara, no te supondrá ningún esfuerzo el usar cámara antipinchazos, a diferencia del tubeless o tubeless ready que necesita cubierta compatible, adaptar llanta o llanta específica, fondo específico y válvula. Su funcionamiento es tremendamente simple, en caso de pinchazo, el líquido que existe en el interior de la cámara de desplaza hasta el lugar del pinchazo, sellando el agujero, y permitiendo que sigamos con nuestra ruta. Como mucho tendrás que inflar un poco la cámara si ha perdido más aire de la cuenta. Este tipo de cámaras son muy eficaces para los pinchazos más comunes, pero no llegarán a taponar grandes agujeros, reventones o llantazos. Existen multitud de medidas en el mercado cámaras antipinchazos para 29 pulgadas, para 27’5, 26 o para las ruedas de los más peques como 20 y 24 pulgadas.

¿CÓMO ELEGIR BIEN MI CÁMARA ANTIPINCHAZOS?

Es una de las preguntas más frecuentes en el momento de elegir este repuesto tan habitual en el mundo de la bicicleta. Lo fundamental es conocer nuestra bicicleta y saber cual es el tamaño de nuestra rueda, así como el ancho adecuado para no cometer un error de compatibilidad.
Un factor determinante es conocer la compatibilidad de la válvula para que pueda hacer un paso correcto por la llanta. En general vamos a encontrar 2 tipos principales de válvulas, presta y schrader. Una vez conocidos nuestro tamaño ideal y la válvula adecuada, podremos seleccionar los materiales adecuados para nuestro uso. De forma generalizada, las cámaras más corrientes están compuestas por cauchos resistentes y flexibles que permiten una mayor duración. Sin embargo para los que buscan un rendimiento superior existen cámaras de látex de gran flexibilidad y ligereza.
Otro tipo de cámara emergente en el mercado es la autorreparable, con líquido sellante en su interior para que se pueda sellar por ella misma en caso de pinchazo. Haciendo que podamos reparar el pinchazo al acabar la ruta sin necesidad de parar a hacer una reparación.

RECOMENDACIONES DE USO

La presión es un punto importantísimo en el desempeño de un neumático, por lo que recomendamos seguir las instrucciones del del fabricante del neumático, y aplicar la presión que nos indica en el flanco de la rueda. Tras varios días sin uso, es habitual que la cámara pierda presión por lo que te recomendamos revisar la presión de tus neumáticos en cada salida.

CÁMARAS ANTIPINCHAZOS PARA MTB DE 29 Y 27,5

En este caso, el mtb merece una mención especial. Es una de las prácticas más populares. Al margen de las cámaras tradicionales, cada vez está más en auge el montaje de tubulares, cubiertas que carecen de cámara antipinchazos. Lo que supone una mayor ligereza y rendimiento en cada una de nuestras pedaladas. Por otro lado, su montaje siempre es un poco más complicado.