Un chaleco en el agua, un seguro de vida
Un chaleco en el agua, un seguro de vida

No debemos olvidar que nuestro medio “el mar”, donde nos apasiona permanecer horas y horas, es un medio cambiante que nos puede sorprender en cualquier momento; aumentando el viento o cambiando la dirección de este, empeorar el estado del mar, tener alguna rotura en el equipo de windsurf o sufrir una inesperada lesión son solo algunos de los imprevistos que podemos tener.

Si bien todos sabemos que el uso del chaleco de seguridad o ayuda a la flotabilidad, es un elemento de seguridad en nuestros deportes y además en muchas de las diferentes modalidades náuticas su utilización es obligatoria. No solo por su imposición por la legislación vigente, si no por nuestro beneficio personal debemos concienciarnos en hacer uso de este elemento en la práctica de cualquier modalidad. Nuestro chaleco en momentos de emergencia o en situaciones de apuro nos aporta una flotabilidad extra con la que reduciremos el esfuerzo y cansancio para regresar a tierra o esperar el rescate si procede.

CHALECO

En esta entrada del blog queremos hacer llegar este mensaje dedicado al windsurf, tanto a practicantes que se están iniciando como aquellos que ya están experimentados en esta o cualquier modalidad náutica (kitesurf, SUP, etc.). Aunque muchos windsurfistas ya hacen uso de él, y en nuestro deporte el windsurf, si se puede ver conciencia de uso. En ocasiones por exceso de confianza, condiciones meteorológicas suaves cuando navegamos, navegar acompañado de más gente o algún otro motivo, no damos la importancia que merece y prescindimos de utilizarlo. No debemos olvidar que nuestro medio “el mar”, donde nos apasiona permanecer horas y horas, es un medio cambiante que nos puede sorprender en cualquier momento; aumentando el viento o cambiando la dirección de este, empeorar el estado del mar, tener alguna rotura en el equipo de windsurf o sufrir una inesperada lesión son solo algunos de los imprevistos que podemos tener.

Y aunque nuestro deporte siempre nos regala grandes e inolvidables momentos, no debemos olvidar algunos riesgos implícitos.

Garantizar la seguridad pasa por una buena prevención.  Ser precavido siempre nos será de gran ayuda. Además, la utilización de nuestro chaleco no solo nos será útil ante una situación de peligro en el día a día, nos aporta algunas soluciones para disfrutar de nuestra día de navegación.

  • Nos protege de impactos en caídas a mucha velocidad o cuando practicamos nuevos trucos o maniobras.
  • Pueden integrar bolsillos o compartimentos donde poder llevar cosas con nosotros (un teléfono móvil, una cámara, agua si voy tener una sesión prolongada, etc.)
  • La flotabilidad extra me ayuda a la hora de subir a la tabla, o cuando estoy empezando a practicar el “water-start”.
  • Me ayuda a reducir el cansancio en caso de ser yo el que deba socorrer a cualquier otra persona, recordar que en el mar siempre debemos estar dispuestos a echar una mano a quien lo pueda necesitar.

Actualmente podemos encontrar en el mercado diferentes tipos de chalecos, pasando por el chaleco salvavidas homologado standard que se utiliza en cualquier barco/embarcación de 150N que es algo incómodo y aparatoso. Hasta llegar a los chalecos de ayuda a la flotabilidad 50N diseñados para prácticas más deportivas. Actualmente podemos encontrar algunos modelos que están especialmente pensados para aportar un mayor confort, con un corte pensado para ajustar bien sin molestar cuando llevamos puesto el arnés, fabricados en neopreno para un mejor ajuste y mayor libertad de movimientos.

Recordar la seguridad es un punto muy importante en nuestro deporte…

Un saludo navegantes.

No debemos olvidar que nuestro medio “el mar”, donde nos apasiona permanecer horas y horas, es un medio cambiante que nos puede sorprender en cualquier momento; aumentando el viento o cambiando la dirección de este, empeorar el estado del mar, tener alguna rotura en el equipo de windsurf o sufrir una inesperada lesión son solo algunos de los imprevistos que podemos tener.


Si bien todos sabemos que el uso del chaleco de seguridad o ayuda a la flotabilidad, es un elemento de seguridad en nuestros deportes y además en muchas de las diferentes modalidades náuticas su utilización es obligatoria. No solo por su imposición por la legislación vigente, si no por nuestro beneficio personal debemos concienciarnos en hacer uso de este elemento en la práctica de cualquier modalidad. Nuestro chaleco en momentos de emergencia o en situaciones de apuro nos aporta una flotabilidad extra con la que reduciremos el esfuerzo y cansancio para regresar a tierra o esperar el rescate si procede.


En esta entrada del blog queremos hacer llegar este mensaje dedicado al windsurf, tanto a practicantes que se están iniciando como aquellos que ya están experimentados en esta o cualquier modalidad náutica (kitesurf, SUP, etc.). Aunque muchos windsurfistas ya hacen uso de él, y en nuestro deporte el windsurf, si se puede ver conciencia de uso. En ocasiones por exceso de confianza, condiciones meteorológicas suaves cuando navegamos, navegar acompañado de más gente o algún otro motivo, no damos la importancia que merece y prescindimos de utilizarlo. No debemos olvidar que nuestro medio “el mar”, donde nos apasiona permanecer horas y horas, es un medio cambiante que nos puede sorprender en cualquier momento; aumentando el viento o cambiando la dirección de este, empeorar el estado del mar, tener alguna rotura en el equipo de windsurf o sufrir una inesperada lesión son solo algunos de los imprevistos que podemos tener.


Y aunque nuestro deporte siempre nos regala grandes e inolvidables momentos, no debemos olvidar algunos riesgos implícitos.


 

CHALECO

Garantizar la seguridad pasa por una buena prevención.  Ser precavido siempre nos será de gran ayuda. Además, la utilización de nuestro chaleco no solo nos será útil ante una situación de peligro en el día a día, nos aporta algunas soluciones para disfrutar de nuestra día de navegación.


  • Nos protege de impactos en caídas a mucha velocidad o cuando practicamos nuevos trucos o maniobras.
  • Pueden integrar bolsillos o compartimentos donde poder llevar cosas con nosotros (un teléfono móvil, una cámara, agua si voy tener una sesión prolongada, etc.)
  • La flotabilidad extra me ayuda a la hora de subir a la tabla, o cuando estoy empezando a practicar el “water-start”.
  • Me ayuda a reducir el cansancio en caso de ser yo el que deba socorrer a cualquier otra persona, recordar que en el mar siempre debemos estar dispuestos a echar una mano a quien lo pueda necesitar.

Actualmente podemos encontrar en el mercado diferentes tipos de chalecos, pasando por el chaleco salvavidas homologado standard que se utiliza en cualquier barco/embarcación de 150N que es algo incómodo y aparatoso. Hasta llegar a los chalecos de ayuda a la flotabilidad 50N diseñados para prácticas más deportivas. Actualmente podemos encontrar algunos modelos que están especialmente pensados para aportar un mayor confort, con un corte pensado para ajustar bien sin molestar cuando llevamos puesto el arnés, fabricados en neopreno para un mejor ajuste y mayor libertad de movimientos.


Recordar la seguridad es un punto muy importante en nuestro deporte…


Un saludo navegantes.


ACERCA DEL AUTOR: Pedro Simó
Pedro Simó
Pedro Simó, Vendedor de deportes de agua Decathlon Alicante