8 artículos para

Gafas de sol de deportes de agua

Nuestra selección

Nuestra selección
Precio
% Descuento

OPINION CLIENTES

Regalos de Navidad en Decathlon
Tu producto ha sido añadido
Comparar mis productos (0/5)
Abrir
No hay ningún producto que comparar
Tu comparador está lleno Por favor, elimina un producto.
Eliminar
Volver a la lista
Comparar mis productos


GAFAS DE SOL PARA DEPORTES DE AGUA



Descubre nuestra gama de gafas de sol para la práctica de deportes de deslizamiento en agua o para deportes náuticos, tanto en el mar como en ríos. Proporcionan una buena sujeción.

En la orilla o en alta mar, los efectos nocivos del sol se multiplican por efecto de la reverberación de los rayos UV en el agua, por cuyo motivo es importante elegir unas gafas que impidan el paso de la radiación ultravioleta.

Durante la práctica de deportes de agua, tanto el rostro como el cuerpo están en constante movimiento. Por ello es esencial que las gafas queden bien sujetas en la cara.

Para que las gafas no se muevan, te recomendamos que las elijas con insertos de materiales flexibles en la nariz y en las patillas.

También puedes elegir gafas de sol que posean una cinta elástica. Esta cinta de sujeción contribuye a que las gafas se amolden mejor a la cara e impide que resbalen.

Para encontrar rápidamente tus gafas de sol y recuperarlas fácilmente si caen al agua: no dudes en elegir unas gafas de sol flotantes. Gracias a esta tecnología, las gafas flotan en la superficie del agua y resulta más fácil recuperarlas.

Para garantizar una visión perfecta en cualquier circunstancia, elige unas gafas con cristales polarizados. Estos cristales limitan los reflejos y la radiación que refleja la superficie del agua. Tu visión mejorará gracias al aumento de los contrastes y de los relieves.

En caso de práctica más intensiva, elige unas gafas de sol con cristales ventilados para limitar el vaho o incluso con un tratamiento perlante para evitar que el agua se adhiera a ellos.

En cuanto al índice de protección, te recomendamos en general una categoría 3. Excepto si practicas en el trópico, donde es preferible la categoría 4 para evitar el deslumbramiento, ya que la luz del sol es más intensa.