ENTREGA EN 48H* | ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 50€ (+INFO)
Filtrar resultados
39
artículo artículos para

Ceras y herramientas esquí

Ordenar por:

Tu producto ha sido añadido
Comparar mis productos (0/5)
Abrir
No hay ningún producto que comparar
Tu comparador está lleno Por favor, elimina un producto.
Eliminar

Claves para poder mantener tu material de nieve

Mantener tu material de nieve,  tanto el material de esquí como el de snowboard en perfectas condiciones bajada tras bajada y temporada tras temporada. Desde un encerado facilito hasta afilar los cantos de tus tablas. Si tus esquís o tablas de snowboard sufrieran daños más graves no debes dudarlo, hay que llevarlo, y pedir opinión sobre la reparación que necesita, a un experto en un taller especializado.

Que debes saber primero

 

  • Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de mantener en buen estado nuestro material de nieve es que debe guardarse seco.Aunque es un material hecho para estar en contacto con la nieve, debemos guardarlo seco, sin restos de barro o nieve. Ya lo sé, da mucha pereza pasar el trapito, pero…de esta manera nuestros cantos, suelas y fijaciones durarán más y no se oxidaran.

  • Además, en el caso de los esquís, es recomendable aflojar el DIN de las fijaciones para que cuando volvamos a usarlos la fuerza con las que las fijaciones nos mantienen agarrados sea la correcta. ¡Ojo! No te olvides de volver a apretarlas la temporada que viene.

  • Es recomendable separar los esquís uno de otro con unos straps de velcro que hacen que los cantos no se toquen. Así se deterioran menos. Y junto con los bastones los guardaremos en su funda.

  • Todo el material de nieve debemos dejarlo en un lugar fresco y seco.

     

    Hablemos de un buen encerado

    El encerado de las suelas del material de nieve que desliza sobre la nieve es imprescindible para que siga deslizando y para que estén hidratadas. La suela de los esquís y tablas de snowboard es como nuestra piel, si no se hidrata pierde color y será más sensible a las agresiones del terreno.

    Notaremos que la suela está deshidratada cuando veamos que tiene zonas blanquecinas; suelen aparecer en torno a los cantos. El color indica que el oxígeno está pasando a través de la suela y, por lo tanto, se está oxidando. Para evitarlo enceramos, no solo al final de la temporada, sino en función del uso que le demos a nuestras tablas y del tipo de nieve y de su temperatura.

    Existen dos tipos de aplicar la cera y por lo tanto nos encontraremos dos formatos:

    Cera sólida que se aplica con calor (plancha):

    Cera UNIVERSAL para todo tipo de nieves y temperaturas (normalmente de color naranja). De 0º a -6º, normalmente en pastillas de color amarillo. De -4º a -12º se suelen presentar en pastillas de color rojo. Y las pastillas de color azul, normalmente, son para temperaturas entre -10º y -30º.

    Cera líquida o en spray que se aplica en frío.

    Por lo tanto, después de elegir nuestra cera, necesitaremos:

    Plancha, especial para encerar esquís, o la plancha antigua que ya no vamos a usar para la ropa también valdría (sin vapor).

    Rasqueta, con la que quitaremos el sobrante de cera que se queda en la suela de nuestras tablas.

     

     

    Y el proceso es el siguiente:

    Calentamos la plancha.

    Colocamos los esquís sobre los gatos de sujeción.

    Colocamos el trozo de cera sobre la superficie caliente de la plancha para que vaya goteando sobre nuestros esquís.

    Dejaremos que caigan unas pequeñas gotas sobre toda la suela del esquí.

    Con la plancha igual de caliente la deslizamos sobre la suela del esquí para que vaya derritiendo las gotas de cera que han caído del proceso anterior. Nunca dejaremos la plancha posada sobre una parte del esquí, puede dañarlo.

    Cuando toda la suela tenga una capa de cera la dejaremos enfriar.

    Pasaremos la rasqueta de espátula a cola, quitando la cera de los cantos.

    Para un encerado perfecto dejaremos que la cera seque bien y tras un par de horas volveremos a repetir todos los pasos anteriores.

    Hayamos hecho el proceso una o dos veces, tras pasar la rasqueta pasaremos el cepillo de espátula a cola para que nuestras tablas queden perfectas.

  • Gatos de sujeción, nos servirán para que los esquís no se muevan y podamos trabajar cómodamente.

  • Cepillos (Nylon o bronce), nos darán el acabado perfecto a nuestro esquí tras el encerado.

Es hora del afilado

Para afilar y mantener en buen estado los cantos de las tablas o de los esquís tenemos varias opciones:

Goma abrasiva: Sirve para quitar el óxido de los cantos si no los hemos guardado totalmente secos o hace tiempo que no se afilan.

Lima: Sirve tanto para hacer el tuning como el afilado lateral de los cantos. Hacer el tuning es afilar el lado del canto que está en contacto con la suela.  Colocaremos la lima sobre un soporte de afiliado que nos permitirá mantener el ángulo deseado para cada lado de los cantos

Tras esto tus esquís estarían perfectamente para guardarlos o hacerte otro viaje sabiendo que los tienes en perfectas condiciones. Si a tus tablas o esquís les ha ocurrido algo diferente a esto es recomendable consultar con un experto o si no te ves capacitado, los profesionales sabrán perfectamente que es lo que necesitan tus amados esquís para seguir subiendo y bajando de las montañas nevadas.

Álvaro Yáñez
Vendedor de Montaña  Decathlon San Sebastian De Los Reyes