ENVÍO GRATIS a tienda y a domicilio en esta selección de productos. +Info.
20
artículo artículos para

Mantillas, sudaderos y salvacruces para caballos

Ordenar por:

Tu producto ha sido añadido
Comparar mis productos (0/5)
Abrir
No hay ningún producto que comparar
Tu comparador está lleno Por favor, elimina un producto.
Eliminar

MANTILLAS, SUDADEROS Y SALVACRUCES

¿COMO ELEGIR UNA MANTILLA, SUDADERO O SALVACRUZ?

La elección de tu mantilla o salvacruces de equitación depende de la disciplica que practiques. También tiene que adaptarse al resto de tu equipación de montar a caballo, además de tener en cuenta otros factores como el clima o la fisionomía del caballo. Decathlon ofrece una gama para elegir en función del corte de la mantilla, su material y el espesor.

¿QUE TIPO DE MANTILLA O SUDADERO LE FAVORECE?

El corte de la mantilla o sudadero es particularmente importante para ciertos casos. El propósito de esta es proteger de la silla al caballo y del sudor, por lo que habrá que tener en cuenta las dimensiones de la silla antes de hacer su elección. Decathlon aconseja que se opte por un corte recto en caso de poseer una silla de doma, y un corte curvado para lo contrario. Modelos con el paso de cincha ayudan a que la silla se mantenga en su sitio durante la práctica del deporte.

¿QUÉ MATERIAL ES EL ADECUADO PARA LA MANTILLA O SUDADERO?

La elección del material dependerá del mantenimiento que requiera además de la comodidad de su montura. Existe la opción de elegir una mantilla de algodón hipoalergénico de fácil mantenimiento o bien de algodón natural por la comodidad que aporta. Si la frecuencia con la que monta es muy alta o su caballo suda mucho quizá prefiera escoger la mantilla con nido de abeja que proporciona una mejor ventilación y secado óptimo.

¿QUE SALVACRUZ DEBO DE UTILIZAR?

Los salvacruces pueden estar hechos de diferentes materiales como son el foam, la espuma y el gel. Lo principal de un salvacruz es que reparta las presiones de la silla y amortigüe los impactos en el dorso del caballo. Según el dorso de nuestro caballo utilizaremos uno más fino (para caballos con dorso sensible) o más grueso.