ENTREGA EN 48H* | ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 50€*(+INFO)
Filtrar resultados
12
artículo artículos para

Cascos de equitación

Ordenar por:

Tu producto ha sido añadido
Comparar mis productos (0/5)
Abrir
No hay ningún producto que comparar
Tu comparador está lleno Por favor, elimina un producto.
Eliminar

ELIGE BIEN TU CASCO DE EQUITACIÓN

Tanto si eres adulto como un niño, la seguridad es fundamental a la hora de montar a caballo. En caso de caída, los daños suelen darse en la parte de arriba del cuerpo y en la cabeza. Aquí te exponemos nuestros consejos para elegir un casco correctamente y así mantenerse a salvo durante la práctica del deporte. Todos los cascos de equitación Fouganza siguen unos procedimientos de prueba para asegurarse que cumplen con la normativa vigente (CE EN1384). El principal propósito del casco es absorber todos los golpes que pueden causar daños en la cabeza. El material más usado es el poliestireno expandido, el cual absorbe la energía en caso de golpe y se deforma para proteger la cabeza del jinete. Todos los modelos de cascos proveen el mismo nivel de protección. La variedad de los precios dependen de otro criterio, tal como la comodidad, ventilación, acabado, peso, etc. Hay dos familias básicas de cascos:

CASCOS CON TALLA AJUSTABLE

Este tipo de cascos con talla ajustable contienen una banda elástica en la parte de atrás para facilitar el ajustado. Vienen en tallas de S, M, L, etc. (p.e., S=48-52 cm, M= 52-65 cm, y así sucesivamente). La talla puede ser aumentada o disminuida de 4 en 4cm. Este tipo de cascos son prácticos para niños, ya que pueden durar años mientras estos crecen. También son una buena solución para los jinetes y amazonas ocasionales o para cuando varios miembros de la familia quieren usar el mismo casco para montar.

CASCOS DE TALLA ÚNICA

Este tipo de cascos son los tradicionales, en los cuales la talla no es ajustable. Tienes que decidir la talla que te corresponda según la medida de tu cabeza en centímetros. En este caso se debe elegir el modelo que se ajuste perfectamente a la cabeza, según la forma y la talla.

Cuando tomes tu decisión tienes que tener en cuenta las condiciones climáticas en las que montas. Si tiendes a montar en un sitio cálido, o sudas con facilidad, escoge un modelo de casco que disponga de una buena ventilación para incrementar la comodidad.

¿CÓMO ELEGIR TU TALLA CORRECTA?

Alrededor de la cabeza: el casco tiene que ajustar perfectamente, sin ningún espacio entre la cabeza y los lados del casco. Tampoco tiene que quedar muy justo, pero tiene que mantenerse en la misma posición si se mueve la cabeza.

En la frente: La visera del casco tiene que quedar apenas unos centímetros por encima de las cejas, además de tener la frente totalmente cubierta por el casco.

​En la barbilla: La correa de la barbilla tiene que ajustarse de la manera en que se esté cómodo. No puede quedar muy suelto para que no se salga de la zona de debajo de la barbilla, pero tampoco muy ajustado para que no impida los movimientos del cuello.

CUIDADOS DEL CASCO DE EQUITACIÓN

-Para evitar la suciedad y los arañazos, es aconsejable llevar el casco en una mochila o bolsa específica.

-Limpiar el interior regularmente (para la transpiración). La mayoría de los cascos de equitación tienen almohadillas de espuma en su interior que se pueden quitar para poder lavarlas a baja temperatura. También se puede usar un espray limpiador.

-No exponer el casco en superficies de alta temperatura (p.e. en el maletero del coche en un día soleado). Aunque el casco parezca estar en buen estado desde fuera, puede haberse dañado en el interior haciéndolo menos eficaz en caso de caída. Evitar también soltar el casco cuando no se esté usando y guardarlo en un lugar seguro donde no pueda sufrir caídas o impactos fuertes.