73 artículos para

Abrigos de mujer

Más Vendidos

Precio: Menor a Mayor
Precio: Mayor a Menor
Valoración
% Descuento
Más Vendidos
Tu producto ha sido añadido
Comparar mis productos (0/5)
Abrir
No hay ningún producto que comparar
Tu comparador está lleno Por favor, elimina un producto.
Eliminar
Volver a la lista
Comparar mis productos

Tipos de chaquetas de mujer para el frío

Existe un tipo de chaqueta para cada deporte, es por ello que vamos a definir las principales características que vas a necesitar en función de la actividad que practiques.

Chaquetas transpirables: abrigos que evacúan el calor generado por el cuerpo durante el esfuerzo. Todas nuestras chaquetas de mujer son transpirables en menor o mayor grado de RET (Resistencia evaporativa) ya sea por la composición o por diferentes soluciones técnicas como aireaciones mesh o cremalleras. Es vital hacer deporte con una chaqueta transpirable para que deje pasar el agua producido y pueda conservar el cuerpo seco.

Chaquetas térmicas: en función del relleno y/o el tejido principal de la chaqueta cálida, tendremos un aislamiento mayor para mantener el cuerpo abrigado mientras practicas tu deporte favorito.

Chaquetas con efecto perlante: el efecto perlante del tejido permite que el agua se deslice por la superficie de la chaqueta sin absorverla. Esto provoca una mayor resistencia a la intemperie y es una solución técnica suplementaria para conservar el cuerpo seco el mayor tiempo posible durante el ejercicio.

Chaquetas impermeables:si practicas tu deporte bajo la intemperie necesitarás una chaqueta con componentes impermeables, ¿cómo saber si una chaqueta es impermeable? Conociendo las columnas de agua que resisten los tejidos de las prendas, lo que significa que cuanto más elevada sea la presión más impermeable será el tejido.


No obstante, en función de las temperaturas si no deseas pasar frío mientras haces deporte, te recomendamos que para mantener el cuerpo bien abrigado y seco sigas la regla de las tres capas transpirables:

Una camiseta térmica: la primera capa interior que ayude a absorver la sudoración y evacuarla al exterior.

Una chaqueta térmica: la segunda capa que debe aportar y conservar el calor. Si deseas tan sólo una capa dos puedes mirar nuestros forros polares de mujer.

Una chaqueta cortavientos o impermeable: en función de las exigencias meteorológicas, será la ultima y tercera capa, que gracias a su impermeabilidad te protegerá de la intemperie y gracias a su componente cortaviento evitarás que el viento aumente tu sensación de frío.